La cirugía micrográfica de Mohs es la técnica quirúrgica más eficaz y segura para extirpar el cáncer de piel